Inicio

Uno de los clásicos del barrio de El Palo para degustar los típicos #Espetos. 

Este chiringuito nació en 1975 como taberna, tiempo en el que , Antonia, (Oña) comenzaba a cocinar sus ricas paellas. Entonces se servían cervezas y las capturas que cada mañana traían los pescadores. Hoy,sigue vigente el espíritu del el negocio que fundó José El Zagal. Por supuesto, ni tiene música chill out, ni sirven cócteles de nombres imposibles, pero a cambio ofrecen uno de los mejores #espetos de sardinas de #Málaga y pescado del día asado, entre los que la familia destaca el calamar espetado,doradas y lubinas. «Y mientras esperas a que se termine de asar, pides un caña y el tiempo pasa volao».

Reservar

También vale un vaso de rica sangría o incluso puedes darte un baño en la playa, entre chambaos y barcas de pesca. Y, después, el cuerpo pedirá una siesta en las hamacas que alquilan junto a un pequeño altar a la Virgen del Carmen, que pasa por aquí cada 16 de julio.

Catedral MALAGA espetos el zagal